20

años de historia natural

Parque Doña Inés

Queridos amigos:

¡Que calor! Es la expresión más popular hoy día. Las emisiones de dióxido de carbono y del resto de gases de efecto invernadero siguen aumentando.

El área metropolitana cuenta con un importante pulmón verde como bosque urbano, el Parque Doña Inés. Ubicado en San Juan con una extensión de 12 cuerdas, fue desarrollado como un arboreto a partir del 2000, y mantiene una colección viviente de más de 1,000 ejemplares de 250 especies de árboles, en su mayoría autóctonos, endémicos y en peligro de extinción de Puerto Rico.

Tras el paso de los huracanes, Irma y María, cientos de árboles de la colección más grande de plantas puertorriqueñas del Parque Doña Inés, que representan el 50% de las plantas del Arboreto, se vieron severamente afectadas.

Agradecemos la de lo  amigos Douglas Candelario, se unió a nuestra campaña y la colaboración del cantautor, Hermes Croatto, quien nos aportó la hermosa composición Madre Tierra Bendición, inspirada en su profundo amor a la Madre Tierra.

Agradecidos,

Linda Hernández, Directora Ejecutiva de la FLMM.

35

especies endémicas protegidas

Reforesta

tu parque

250

especies de árboles

Reforesta

tu parque

Parque Doña Inés

El parque, que lleva el nombre de Inés Mendoza, esposa del exgobernador Luis Muñoz Marín, es un bosque urbano que fue desarrollado en el 1998. El mismo tiene una extensión de 12 cuerdas de terreno y mantiene una colección viviente de más de 2,000 ejemplares de 250 especies de árboles, en su mayoría autóctonos y en peligro de extinción.

“La colección de nuestro arboreto alberga el 60% de las especies arbóreas comunes y el 41% de las especies amenazadas y en peligro de extinción de la Isla. Sin esas plantas en cultivo, las especies de plantas podrían perderse en un futuro”. -Christian Torres, Agrónomo y Botánico

El antes y después del Huracán María

Desliza la línea blanca en el centro de la imagen para ver el estado del parque antes y después del Huracán María.

Antes Before Hurricane Maria